Tuesday, January 11, 2011

Si tuviera una vagina...

 

…y, digamos, esta noche tuviera una cita con “el hombre de mi vida” (forma muy común de etiquetar al sujeto del encuentro cuando se tiene vagina), tendría por ley que hacerme las dos preguntas fundamentales que me definirían como mujer.
En primer lugar, tendría que mirarme largo y tendido en el espejo y afirmar: ¡estoy gorda!, y acto seguido abrir las puertas del closet y preguntarme: ¿qué me pongo? Esa noche, él hablaría de temas variados, fingiría estar interesado en conocerme mejor y en su mente rondaría el único objetivo de penetrarme. Yo tendría que imaginarme teniendo sus hijos y envejeciendo románticamente a su lado. Luego haríamos el “amor” o, al menos, eso tendría yo que creer. Finalizado el acto, y aunque la cosa dure escasos trece minutos y tenga que fingir el orgasmo, tendría que hacerle la segunda de las preguntas. Luego de un largo y engorroso silencio, justo antes que se quedara dormido, en el momento en que sus ojos se entrecierran, se oiría mi voz, tímida, dulce, entrecortadita: ¿papi, tú me quieres? Él respondería con un monosílabo indescifrable, y yo pasaría la noche en vela convenciéndome de que no soy una perra. Al día siguiente esperaría ansiosa su llamada, y esperaría, y esperaría. Él nunca llamaría y yo comenzaría a desarrollar ese resentimiento crónico contra el hombre que unifica a toda fémina arrecha. Empezaría a crearme expectativas imposibles y cada día sería más y más difícil dar con nuevos “hombres de mi vida” hasta envejecer conspirando eternamente con otras mujeres arrechas… y solas.
Y es que detrás de esas terribles preguntas aparentemente frívolas esta todo. “Estoy gorda”: no sirvo, no doy la talla, no soy lo suficientemente buena para merecer ser amada… “¿Qué me pongo?”: Qué hago para que me quieran, De qué me disfrazo para que me acepte, Cómo lo convenzo de que puedo hacerlo feliz… “¿Papi, tú me quieres?”: Me valoras, Te das cuenta de lo extraordinaria que soy, Puedes apreciar las virtudes que yo misma ignoro, Quiéreme, por el amor de Dios, aunque yo me deteste… Interrogantes que dan pie a consideraciones demasiado profundas y dolorosas para ser comprendidas en toda su dimensión por la mente básica de un macho.
De modo que, si en verdad un día amaneciera y tuviera una vagina, y además tuviera la bendita cita (que ya no sería con el hombre de la vida de nadie sino con un carajo al que me provocó “dársela”), me miraría en el espejo y, pesara lo que pesara, me vería estupenda. Comenzaría por valorarme yo y no perdería el tiempo tratando de complacer tanto a terceros. Me pondría lo primero que encontrara en el closet y saldría a la calle sintiéndome divina. Con él hablaría de fútbol, de cine y un poco de moda. No haríamos el amor, pero tiraríamos rico. Por supuesto no le preguntaría si me quiere porque, vamos a sincerarnos, yo a él tampoco lo quiero. Le pediría, eso sí, que no me llamara, que en todo caso yo lo contactaría. Al día siguiente habría olvidado su cara, su nombre y su mediocridad, y continuaría mis días sin tener ni la más remota necesidad de realizarme como mujer, de casarme, de formar un hogar, del nefasto “para toda la vida” y todas esas zoquetadas sociales.
En fin, si tuviera una vagina… ¡sería una mujer cojonuda!

9 comments:

  1. Es verdad, tienes toda la razon, como no soy ese tipo de mujer y me choca esa actitud me encanto el escrito.

    Sin embargo, si un dia me parará con un pene, pensando en el culito que me voy a coronar en la noche, voy a cenar con el culito y mientras ella esta instalada hablandome yo toy es pensando cuanto ira salir el dolor y si sere un ganador esa noche, si me la corono a la primera (cosa q me demostraria q facil si asi es conmigo, asi es con todos!!! Machismo alante) si no me la coronó bueno por ahí tengo otras mas que apenas las llame o le diga para de babosadas caen, si me la coronó es a la 2da o a la 3era, indiscutiblemente ya me sentire como un varón que logro su cometido, el cual al dia siguiente ya se me habra olvidado todo, si fue depinga ó si no, porque igual ya cumplí mi cometido y seguire jugando con cuanta mujer me pase por delante sin valorar a ninguna, ni amar el simple hecho de estar con una mujer que ya es bastante.

    Si un dia me parará y tendria un pene, lo primero que pensaria es que yo naci de una mujer, que tengo hermanas, tias, amigas etc, y que toda mujer merece respeto, que aunque yo sea un animal que piensa es la cabeza numero 2, lo menos que quisiera es senirme que estoy jodiendo, burlandome y ó usando alguien, y no que use como excusa "nooooo es que yo una vez tuve una novia y me jodio y mas nunk creo en las mujeres y ahora las jodo a todas, es mas de hecho mientras mas mal las tratos mas estan ahi" entre otras excusas como no quiero nada serio y a la semana esta con una bien puta, etc.

    Tanto las muejeres como los hombre tenemos nuestros fantasmas, porque no niego que aunque no este totalmente en tu descripcion, en un momento de mi vida no me he preguntado, sere buena? que estoy haciendo mal? si yo me siento tan maravillosa porque el unico cabroncito del que me he enamorado y le he dado lo mejor de mi me paga con mierda entre otro, y por mas que no haya querido me he sentido insegura de mi misma y he llorado, y como he odiado al cabroncito.

    El defecto de nosotras las mujeres es que nos damos mala vida por esos "cabroncitos" sufrimo y ese dolor que nos da en el alma y no dejamos pasar las cosas, mientras que los hombres cuando se consiguen a su cabroncita que los jode como debe ser (y creeme como he querido ser una vez en mi vida esa cabroncita, pero lamentablemente no soy así), sufren (si acaso) un tiempo estimado pero luego lo superan y no se dan mal vida, o si se la daran no lo demuestran, sino que siguen tirando con mileeeeeeessss y jodiendooooo a mileees.

    El punto a todos nos joden, todos tenemos traumas, fantasmas y miedos, pero hay q decirle chao, limpiar tus pensamientos y bueno si te joden que mas pa lante a liberar todo lo que te ate a malos recuerdos y a valorarse, quererse tener una sonrisa en tu cabeza, en tu cara, en tu alma; si tu eres el que jode, que coño "everybody hurts sometimes" dejarlo ir y perdonarse si tienes remordimiento claro esta, sino bueno sigue jodiendo a quien se te atraviese total no es mi vida..
    En fin si tuviera un pene fuera cojonudo no Hijo de Pu..!!!

    ReplyDelete
  2. This comment has been removed by a blog administrator.

    ReplyDelete
  3. Excelente, siempre que leo tus artículos, siento que me doy tres cachetadas y despierto de un mundo de puras necesidades estúpidas e insatisfechas. Yo sí me paro frente al espejo y digo, "coño que gorda estoy", acto seguido busco que demonios me voy a poner para ocultar los defecticos que no quiero que la gente me vea en la calle para qué? para caerles mejor? para sentirme bien conmigo misma pretendiendo que no tengo mi panza? y el típico ¿papi, tu me quieres? vale acotar que nunca le he preguntado esa vaina a un tipo después del "acto" pero verdaderamente me di cuenta que una busca afuera una felicidad que una misma puede proveer, el peo esta en que las mujeres somos tan enrolladas que venimos y pretendemos que un carajo nos valore, nos ame, que se yo... cuando en realidad somos nosotras las que tenemos que amarnos y valorarnos primero, sino cuando algún día llegue ese pendejo que se va a calar todas las malcriadeces nuestras, igual vamos a querer más y más, cuando en realidad no hemos terminado de aprender que nadie nos va a hacer feliz, nosotras mismas tenemos que aprender a ser felices con lo que tenemos, lo que no significa conformarse con cualquier vaina, sino tripearte la vida como eres, con quien te provoque y porque te da la gana...
    Luis, gracias por tus escritos, me pones a trabajar el ser reflexivo que hay en alguna parte de mi...

    ReplyDelete
  4. SOLO ME IMAGINO A LUIS RIÉNDOSE O MEJOR BURLÁNDOSE DE LAS BABOSADAS QUE LE ESCRIBIMOS EN SU BLOG ES IMPRESIONANTE PERO MUY CIERTO QUE AHORA ES CUANDO NOS ESTAMOS DANDO CUENTA DE LAS ESTUPIDECES QUE HACEMOS EN NUESTRA VIDA Y ME INCLUYO TOTAL, TRISTE PERO CIERTO SI MUCHO TIEMPO ATRAS HUBIERA LEÍDO SEXO SENTIDO O HUBIERA ASISTIDO A SU OBRA, ME HUBIERA EVITADO TANTAS ARRECHERAS E INCLUSO HUBIESE PUESTO EN PRACTICA LAS COSAS QUE SOLO LUIS LAS SABE DECIR QUE AUN QUE SON CRUELES ES LA TRISTE VERDAD. PERO ASÍ SOMOS Y COMO CAMBIARLO? SI LA MODA ES QUE LOS DEMÁS CREAN QUE TU ESTAS BIEN DIGAMOS "FELICES" NO HAY OTRA ALTERNATIVA SEGUIR CON NUESTRAS FRIVOLIDADES QUE A LA FINAL NO NOS LLEVARAN A NINGÚN LADO PERO QUE SE LE HACE... OTRO ARTICULO MAS Y MUERO JAJAJA DE VERDAD ME ENCANTAN, Y DEBERÍAS RESPONDERNOS VALE HABER QUE OPINAS DE LAS ESTUPIDECES QUE TE ESCRIBIMOS Y SORRY A LAS DEMÁS SINO SE CREEN ESTÚPIDAS JAJAJA.. BESOS INFINITOS DESDE SAN JUAN DE LOS MORROS!

    ReplyDelete
  5. RECORDANDO EN TU OBRA NO ERES TU SOY YO EL PASADO 9 DE DICIEMBRE DEL 2010... ALGO QUE PREGUNTASTE A TU PUBLICO "MUJERES" ¿QUE DEL POR QUE A NOSOTRAS Y ME INCLUYO NOS GUSTABA LOS HOMBRES CASADOS? Y SALIO UNA Y DIJO POR QUE NO PLANCHAMOS" JAJAJAJAJA YA DESPUES DE COMPRENDER TODA LA COSA DIJE QUE PENDEJA Y BRUTA ES ESA MUJER COMO QUE PARA NO PLANCHAR Y TU MISMO SE LO DIJISTE ES VERDAD LAS MUJERES SOMOS LAS PEORES JAJAJA RECORDANDO UNA DE LAS TANTAS COSAS QUE ME GUSTAN Y LAS DICES EN TUS OBRAS SIMPLEMENTE FASCINADA BESOS INFINITOS! LOL

    ReplyDelete
  6. Luis, comparto contigo ciertos detalles pero creo que la problemática que planteas es mucho mas profunda. He plasmado mi opinión al respecto en una artículo que publiqué en mi blog. Me gustaría que le echaras una leída a ver que opinas. Por supuesto tengo el atrevimiento de convidar a tus lectoras para que lean mi opinión y se abra el debate constructivo. Este es el link: http://t.co/XSYJwtO

    ReplyDelete
  7. jajajajjaja Realmente así es Luis!! si no tuviéramos tantos rollos en la cabeza y dejáramos de complicarnos, la vida sería más fácil y feliz, y ese final eterno y feliz llegaría sin buscarlo y sin pensarlo

    ReplyDelete
  8. Estoy totalmente de acuerdo con tu artículo... las mujeres sufrimos mucho del qué dirán... Ahora, pregunto: que sucede cuando después del "acto" es él quien lo pregunta? y después de unos minutos de silencio el pana se "pica" y no sabes si reírte o responder lo que él quere escuchar para que deje el drama y la novela... Es él un inseguro? o en ese caso se invierten los papeles y la mujer pasa a ser el alpha en un sexo casual...?

    ReplyDelete