Thursday, February 3, 2011

Flor de Barranco


  
Flor de barranco: dícese de la mujer que todos parecen querer pero ninguno puede alcanzar.

La pendiente del talud es imposible. Lo resbaladizo e inestable del terreno ofrece las dificultades justas. Allá, a lo lejos, en medio de la maleza y las rocas afiladas, una hermosa flor de color brillante es protagonista del paisaje.

De lejos se le admira. Incluso si uno pudiera acercarse a ella, a pesar de las espinas, de sus hojas, que no son uniformes, a pesar del tallo torcido y una que otra mordedura de orugas, continúa siendo bella. Más aún, por encima de lo escarpado del terreno y lo difícil que resulta acceder hasta ella, si pudiéramos tenerla para nosotros, cualquier dificultad habría valido la pena. Pero como la pretenciosa y temerosa flor es como es, cada vez que brota parece escoger un lugar aún más recóndito e inalcanzable. ¿Te suena?

Eres bella, exitosa y hasta flaca. Te cuidas y proyectas al mundo una imagen de salud. Eres exitosa por encima de tu contraparte masculina. Estás, pues, en tu mejor momento y floreces en medio de las más adversas dificultades. Sin embargo, desde hace mucho tiempo estás más sola que la una. Si es tu caso, revisa los puntos que te describo a continuación y determina si sufres del nuevo síndrome de moda entre las súper mujeres venezolanas.

1 “En este país no hay hombres”.
Te escudas en la manida frasecita para justificar que tienes años pelando en el departamento romántico. La verdad es bastante distinta, lamento informarte, porque según la estadística al menos un 40% de los hombres que te topas están libres, y un 30% de ellos hasta es heterosexual. Así que hombres, en el estricto sentido de la palabra, sí hay. Sería interesante que averiguaras las verdaderas razones por las que ninguno de ellos está a tu lado.

2 “Es que no me dan la talla”.
Es otra de las frases de rigor, tras la que se oculta una “flor de barranco”.  Y, en este caso, debo reconocer que tienes más razón que en el punto anterior. Has hecho un esfuerzo extraordinario por convertirte en la proveedora del hogar, probablemente escogiste muy mal al padre de tus hijos y ahora los mantienes, financiera y emocionalmente, sola.

Has ocupado el lugar de tu propio padre irresponsable y posiblemente te ocupas de tu madre y hermanos. En la oficina te has hecho imprescindible y sueles solucionar hasta los problemas de otros para que todo marche. Además, eres experta en taebo o pilates. Superas en resistencia cardiovascular a cualquier hombre de tu generación. Incluso puede que en tus escasos ratos libres seas activista de alguna causa ambiental.

Además de todo esto, y aunque pases de los treinta, tienes la capacidad de engendrar la vida. Todo esto te ha convertido en una súper mujer y constantemente se suman responsabilidades que te hacen sentir única y valiosa. ¿Cómo crees que algún hombre puede darte la talla? Es imposible. No hay ninguno capaz de hacerlo.

3 No tienes espacio en tu vida para un peor-es-nada.
Eso no es que sea necesariamente malo, pero lamento ser yo el que te informe que, por muy buenos que seamos los hombres, por muchas cualidades que tengamos, al ser tú una mujer de expectativas imposibles (como toda mujer) tarde o temprano, a la corta o a la larga, el sujeto termina convertido en un peor-es-nada.

Deja de buscarnos defectos a priori y embárcate en alguna clase de relación con cualquiera de nosotros. Tú, cariño mío, también tienes tus defectos, y quién sabe si hasta peores que los de un hombre promedio, así que sé justa, deja el caprichito y échanos pichón.

4 Ahuyentas a todo el que pretenda entrar en tu mundo.
Y no lo haces con intención, es sólo un mal hábito. Has sufrido, sí, pero como todo el mundo. Mira que una vida sin drama no es vida. No te escudes y no te defiendas antes de que alguien te ataque. Eso es típico de neuróticas e inseguras, y tú no lo eres… ¿o sí?

5 Te has vuelto adicta a la competencia.
No te das cuenta, pero compites con todas las mujeres del mundo. Tu autoestima es tan pobre que necesitas demostrar que eres mejor madre, mejor trabajadora, mejor amante que las demás, que tienes mejor gusto, mejor cuerpo, mejor cerebro.

Como siempre hay una que es más joven y bella que tú, y en algunos casos hasta más eficiente y capaz, tu sentido aberrado de supervivencia se ve amenazado por la súper chica en ciernes, y te dedicas durante un buen tiempo, y a expensas de altas dosis de tu energía, a descalificarla, atacarla y a dañar su reputación.

Los expertos definen este afán tuyo como “triangulación”: La niña, al nacer, emprende con la madre, de forma inconsciente, una especie de batalla por la atención del padre. El germen de esta competencia feroz entre mujeres por la atención de un hombre se hace incluso peor cuando el padre, por el que luchan, es un irresponsable o sencillamente no está. Deja de competir con otras y ponte a revisarte tú. Es más difícil, requiere mucha valentía, pero te aseguro que da mejores frutos.

6 Tienes pánico de que te descubran
Como te dije antes, tienes defectos, como todos, y probablemente muchos más de los que tú misma estás dispuesta a reconocer. La mascarita de autosuficiencia que te has inventado y ese personaje de femme fatal que representas a la perfección para anunciarle al mundo que eres demasiado arrecha y que por eso todos los hombres te tienen miedo, son sólo excusas para disfrazar tus monumentales fallas.

Te recuerdo que son esas fallas, por terribles que te parezcan, las que te definen y te hacen única. Empieza por asumirlas y exponerlas con valentía, y te aseguro que muy pronto vas a dar con un sujeto que te admire por eso y comience a quererte y valorarte exactamente tal y como eres (aunque tú te sigas odiando).

4 comments:

  1. A cada post que leo, solo puedo aplaudir por dentro. Saludos!

    ReplyDelete
  2. Primero depende del ambito geográfico, en mi caso estoy en un pueblito donde los únicos solteros son gays,solo se tiene posibilidad de ser la 4ta o 5ta al bate, y me arriesgue en dos oportunidades y me desecharon por no tener ingresos altos y no saber del kamasutra la primera vez y en la segunda cuentas millonarias en el banco, familia de buena posicion y querer embarazarme antes de una histerectomia, el dia de mi operacion estaba con su mujer ideal, dime que opinas

    ReplyDelete
  3. Para ponerse a pensar... creo que me identifico con todos los puntos que expusiste acá ;-) Buen resumen!

    ReplyDelete
  4. Excelente. Más que para reflexionar, ponerse a trabajar aplicando tus consejos. Eres genial..!!

    ReplyDelete